martes, 31 de agosto de 2010

FIN DE SEMANA DE CAMBIOS

La semana pasada recibí, por fin, el manillar (FSA Compact Pro Wing) y la potencia (Ritchey WCS) que estaba esperando desde hacia tres meses (o más).

Si, la verdad, es que no sé allí en España pero aquí en Francia, la distribución de FSA es una autentica catástrofe. Ya es la segunda vez que me hacen esperar durante meses… aunque, al menos esta vez, obtuve el producto que estaba esperando (eso si, cuando la temporada ya toca a su fin).

La primera vez (cuando compré la Orbea Orca) tuve que ceder y conformarme con un pedalier tradicional (con caja de pedalier tipo ISIS) en lugar del que yo quería (con eje integrado) porque, como estaban en ruptura de stocks, me habrían hecho esperar durante al menos seis meses. Y todo eso después de que la nueva bici estuviese prácticamente montada y esperando durante varias semanas en la tienda… ¡Simplemente inaceptable!

Bueno, como podéis ver en la foto (y confirmando lo que ya os había anticipado hace algunas semanas) he cedido a las sirenas de los manillares compact (eso sí, en aluminio, que es mucho más barato y, bajo mi punto de vista, más seguro que el carbono).

Para aquellos que no lo sepan, la diferencia entre un manillar compact y uno tradicional es:
1-la menor profundidad (distancia entre la barra transversal y el arco donde se fijan las manetas) por lo que vas menos estirado.
2-la menor altura vertical, por lo que te inclinas menos para meter las manos abajo (lo que, por haberlo probado este fin de semana, te da una comodidad extraordinaria cuando tienes que enfrentarte al viento de cara).
Lo que no comprendo es por qué, siendo de la misma anchura que el antiguo (Ritchey de 42 cm) este es más estrecho!!! Parece como si las unidades de medida no tuviesen el mismo valor entre Europa y los USA.

Casualmente, el modelo que elegí es de esos de perfil plano lo que exige un reglaje de la inclinación muy preciso para conseguir el buen apoyo con las manos arriba (normalmente en subida). Yo creo que lo he conseguido al tercer intento… ;-)

Y ya para acabar y, de paso, prevenir a aquellos que estén pensando en comprarse este manillar de uno de los defectos del FSA Pro Wing, las ranuras que permiten integrar las fundas del freno, no sirven absolutamente para nada. Al menos con las manetas Shimano (esas que llevan las fundas del cambio por fuera), no sé con las nuevas o con Campagnolo o Sram). En efecto, por su posición, os será imposible de “camuflar” la funda en las ranuras aunque, finalmente, no es demasiado molesto.

Nada que decir de la potencia. Como suele ser habitual con los accesorios Ritchey (al menos los que yo he probado hasta ahora): funcional, peso y precio contenidos y look (que también cuenta) impecable. Lastima que no luzca mucho con el soporte de mi Polar… :-(

Como os podéis imaginar, este sábado aproveché para hacer una larga salida que, al mismo tiempo, me sirvió para afinar los reglajes. En total, 110 km con 870 m de desnivel (buena parte de ellos con el viento de cara) en la vallée Chevreuse. Y lo más importante, a pesar del esfuerzo y de rodar buena parte del tiempo con las manos abajo (casi una novedad para mi) acabé sin ninguna molestia en las cervicales (la razón principal por la que he cambiado ;-)

El domingo, tocaba mountain bike por aquello del cambio de chip ;-)

En efecto, había quedado con Mikael (un compañero de trabajo) y Laurent (amigo suyo) para participar a una randonnée (trobada) en Oncy sur Ecole (a unos 30 km de casa). Escogimos el circuito de 60 km (aunque al final lo acortamos un poco y nos salieron unos 57 km con 540 m de desnivel).
Al principio, el circuito no era demasiado técnico, mucho camino ancho, sin apenas desnivel lo que hizo que se disparase la media. Afortunadamente, la segunda parte ya era un poco más divertida ya que buena parte de ella discurría por senderos bastante técnicos de aquellos que harían babear a la gente de Vilanova (sin ninguna piedra).

Muy buenas sensaciones y disfrutando mucho, que es lo que verdaderamente cuenta… Además como, al parecer, esta semana no vamos a tener lluvia, el próximo domingo podré continuar disfrutando del mountain bike sobre la randonnée de Ballancourt, un poco más cerca de casa, y que me dejó muy buen recuerdo en la edición 2009 (uno de los organizadores me dijo que era sobre el mismo circuito que el año pasado pero en sentido contrario).

Bonne Route

lunes, 23 de agosto de 2010

LA VUELTA AL "COLE"

Semana muy dura la de la vuelta al trabajo… así que, aprovechando que por ahora la cosa está tranquila ya que hay aun bastante gente de vacaciones y, de paso, intentar escapar de la depresión que habitualmente me acosa en esta época del año, he salido bastante en bici… ;-)

Bueno, el lunes como seguía lloviendo, hice una sesión “cool” en el rodillo y el martes me tuve que dar media vuelta a menos de diez kms de casa cuando me empezó a llover… :-(

Pero el miércoles ya pude volver a entrenar la fuerza sobre el circuito (corto pero duro) de Villejust, Janvry, Escargot y el jueves hice una larga salida de 74 km.

El sábado, Thierry, Jean Claude y yo habíamos previsto una incursión en la vallée Chevreuse. Al final nos salieron 101 km a un ritmo sostenido pero no excesivo (27,6 km/h).
En efecto, el domingo habíamos previsto de salir en BTT y esta será la tónica (mientras el tiempo lo permita) durante los meses de septiembre y octubre, por lo que será difícil que coincida (salvo excepciones) con mis compañeros de Babou.

Pero este domingo, la suerte no estaba de nuestro lado, ya que cuando estaba a punto de tomarme el desayuno y salir pitando… empezó a llover. Al final solo fueron cuatro gotas, pero lo suficiente para anular.

Bueno, al final solo Jean Claude se decidió a probar fortuna y… ganó ya que hizo una mañana bastante buena. Yo por mi parte me levanté bastante tarde y, después de desayunar con la familia, solo me dio tiempo de hacer una ligera salida de unos 45 km sobre un circuito casi plano a una media de 27,9 km/h.

Suficiente para reponerme de la salida del sábado…

Bonne Route

miércoles, 18 de agosto de 2010

EL RETORNO

Como habéis podido apreciar, desde hace ya unos diez días, he estado ausente dejando completamente desatendido el blog.

La verdad es que he tenido una última semana de vacaciones en España un tanto movidita intentando aprovechar al máximo con la familia y relativamente desconectado de la bici ya que después de las ya clásicas salidas de sábado y domingo (en carretera y BTT), solo la volví a coger el martes.

Pero vayamos por orden en esto de las crónicas:

El sábado 07/08 salida parcial con la Cotesua ya que, por motivos familiares, tenía que entrar pronto (de hecho me perdí lo mejor: el desayuno y las claras al final). Como estaba previsto, salimos por la costa hacia Vendrell para luego enfilar la subida de Sta Cristina donde empezó a tensarse la cuerda y es que Mr. Martínez se declaró en “huelga” y dejó las riendas del grupo a los más fuertes (con lo bien que íbamos con él).

Pero bueno como el Pedrito dijo que había que aguantar hasta el pie del puerto y nosotros somos buenos “soldados” tuvimos que apretar los dientes (y otras cosas… ;-) hasta el cruce de la carretera que coge el desvío de Masarbonès. Allí ya, formamos la grupeta de la que fuimos tirando a medias entre el Sisco? (lo siento se me ha desconectado la neurona y no estoy seguro del nombre) y yo. Eso sí, con el hígado en la mano mientras los otros iban silbando… ;-)

Como arriba no había nadie esperando (debían tener hambre) continuamos hacia Mas Llorens y luego de vuelta a la carretera de Rodonyà yo ya me fui por Can Ferrer para llegar pronto a casa. Hasta allí llevábamos más de 30 km/h de media y eso que nosotros íbamos detrás…

En la subida de Can Ferrer aflojé el ritmo para subir un poco más tranquilo (o sea más acorde con mi nivel ;-). Bueno… hasta que, justo antes del pueblo, me salieron los putos perros y tuve que hacer el sprint (en cuesta) de mi vida y atragantándome con la barrita energética que me estaba comiendo en ese momento.

Y nada más, después del incidente, coroné las Ventosas y luego la carretera del pantano donde creo que me crucé con Flecha (o un clon suyo que circulaba sin casco… ;-) y con Débora, que iba de paseo.

En total casi 100 km con 965 m de desnivel a una media de 28,8 km/h.

El domingo 08/08 salida en BTT. La verdad es que después del atracón de comer y beber que nos pegamos el sábado (volviendo a casa de madrugada) salí porque era el último día en el que podía ver a los Companys porque ganas, lo que se dice ganas, no tenia ningunas… ;-)

Menos mal que los “barriguais” querían desayunar en Torrelletas y salimos hacia Casa Alta a ritmo de caracol reumático, aunque a pesar de que íbamos mareando la perdiz (una trialerita por aquí, otra por allá) llegamos en solitario arriba, así que Toni, Iñaki, Jordi, el Bena y yo continuamos sin esperar (nosotros no paramos a desayunar). Torrelletas, Castellet, atravesando el río Foix rumbo hacia Clariana donde tuvimos el primer incidente de ruta: Pinchazo del Jordi.
Mientras reparaba, cada uno se entretenía como podía...
Iñaki jugando con la cámara pinchada…


Paco de relax sobre la bici…

Y yo grabando el video que muestra las competencias en la materia del muchacho… ;-)

video

Apenas habíamos salido y… nuevo pinchazo. Esta vez Iñaki. Como podéis apreciar en la foto, Jordi (que ya tenia un poco de práctica) cogió las cosas en mano y, los otros, como siempre en este país… mirando ;-)

Y luego se enzarzaron los dos, animados por Paco, a este extraño ritual que quedó inmortalizado en el video que podéis ver a continuación (eso sí, menores de 18 años abstenerse… ;-)

video

Y ya sin más incidentes, continuamos hacia la trialera de la viña, los Rosales, la Alambrada, Cubellas y vuelta a casa por el camino viejo (paseando entre amigos… ;-)

En total, 43 km más con 785 m de desnivel y dos pinchazos…

El lunes, como diría Manolo, toco entreno invisible… Cambiar la correa de la persiana del comedor que se había roto… :-(

No es que sea muy complicado pero a veces yo pagaría por evitarme el desmontaje, doble montaje de la correa arriba y doble abajo (nunca la pones en el buen sentido a la primera… ;-), los cinco intentos para volver a poner las juntas de goma más o menos en su sitio y, sobre todo, las dos horas de limpieza que me añadió mi mujer aprovechando la coyuntura… :-(

El martes, ya repuesto de mi aventura persianera, aproveché para hacer la que sería mi última salida en España a ritmo muy, muy tranquilo… En efecto, como vi que le empezaban a saltar los muelles a la báscula (+2,5 kg desde mi llegada) decidí hacer un entreno para quemar un poco de grasas: Por debajo del 75% de la frecuencia cardiaca.

La ruta escogida: Ventosas, Ranxos, Pontons, La Munia y vuelta por Torrelletas y el pantano. La media fue de infarto, 26,6 km/h y la báscula ni se ha inmutado pero al menos pude admirar el paisaje.

Por cierto, empezando las Ventosas me adelantó Alberto que, como os podéis imaginar iba a un ritmo que no tenía nada que ver con el mío. Nos volvimos a cruzar cuando me faltaba un km para coronar ya que él había dado media vuelta arriba no sé si para volver a subir o de vuelta a casa.

Y aquí acabó mi aventura ciclista de la semana ya que el viernes volvimos a casa, el sábado tocó otro de esos entrenos invisibles, esta vez arreglando el jardín y el domingo… el diluvio universal: Todo el día lloviendo sin parar y con temperaturas que, en ningún momento, superaron los 20°C.

Bonne Route

miércoles, 4 de agosto de 2010

DESAPARECIDOS

Se buscan dos moutain bikers en paradero desconocido... En efecto, se detecto su ausencia hoy miércoles a las 08h30 de la mañana en el bar Genil donde estaban citados para una sesion de entreno.
El primero es un chaval joven de nombre Cristian, un poco timido (no se atrevio a mirar a la camara) pero en muy buen estado de forma. Si os lo encontrais por la montaña y no teneis un muy buen nivel de forma mejor evitarlo.
El segundo, de nombre Jordi (el de la izquierda en la foto) parece tener una aficiôn particular por los traslados. Asi que ya lo sabeis, en su presencia mejor no dejar un mueble o paquete en la calle porque insistirà en trasladarlo (aunque no sea necesario ;-).

Yo, por mi parte, estaba en la cita a la hora prevista junto con Ramon al que encontré el otro dia y se ha querido unir a la fiesta...

Viendo que nadie venia, hemos decidido partir los dos solos. Todo iba bien hasta pasado el Mas del Artis donde Ramon ha partido el tornillo de la tija que sujeta el sillin (Hay qué dolor...!!!) por lo que se ha tenido que volver... No me ha dado tiempo ni a sacarle una foto... ;-)

Lo que nunca sabré es si lo ha hecho a proposito para no sufrir conmigo o ha sido pura casualidad... ;-)

Yo he tenido que continuar solo (Pico del Aguila, Pantano, Pico del Aguila de nuevo y para abajo) unos 40 km con màs de 800 m de desnivel... COBARDES, NENAZAS ;-)

Bonne Route

martes, 3 de agosto de 2010

2° FIN DE SEMANA EN VILANOVA

Este segundo fin de semana comienza con las fiestas de Vilanova. Unas fiestas que siguiendo la màs pura tradición mediterranea hacen culto al fuego. Con los “Correfocs”.

Primero los diablos :

video

Y el Dragón, que forma también parte de la tradición catalana:

video

Y a pesar que el sabado todo el mundo se habia acostado tarde, casi todos estaban presentes a la cita de las 08h00 en la Cotesua (bueno, excepto algunas excepciones que prefirieron quedarse en la cama ;-) Salida hacia St. Sadurni d’Anoia, tierra de cava donde habiamos previsto el desayuno (en un nuevo restaurante)
Después del desayuno, una mala sorpresa, hemos tenido que esperar un poco porque habia un pinchazo. No es de extrañar, ya que el acceso al restaurante no estaba asfaltado...

Y con el pinchazo reparado, rumbo a Gelida para entrar por los Cassots...
A la sombra de un olivo esperando esos que iban con la "brida"… ;-)

Para entrar por las Colinas (en sentido contrario) y tomar las obligatorias "claras" en St. Père de Ribas.
Una salida que ha sido bastante dura ya que hemos hecho unos 97 km con 1 200 m de desnivel y una media de 29,2 km/h a la entrada de St. Père…

Domingo la salida, mucho màs tranquila con el grupo Companys en BTT...

Circuito parecido al del jueves con mucho sendero entre Cubelles, Bellvei y Calafell. Algunos senderos bastantes técnicos lo que obliga a acabar a pie...
Aquî arriba de la alambrada esperando a todo el mundo...

Nos hemos encontrado con Sam que, por una vez, ha decidido abandonar a Frodo (en el Señor de los Anillos) y venirse con nosotros... ;-)
A alguno no le debieron gustar las fotos ya que se confabularon conmigo atravesàndose en el camino para hacerme caer... no daré nombres...
Y bueno, los ùltimos kms mucho màs tranquilos por los paseos maritimos de los distintos pueblos hasta llegar a Vilanova.
Y ayer lunes, jornada de formaciôn de jovenes ciclistas... Abel, mi hijo, que con 16 años ha querido probar (por vez primera) la bici de carretera... Por lo tanto he tenido que adaptar mi segunda bici (altura de sillin y quitarle los pedales automaticos) para hacer una pequeña salida (de unos 40 kms) por carreteras tranquilas...
No es seguro que algùn dia se convierta en un fanatico como yo, pero al menos lo habrà probado (eso sî le tendré que dar unas cuantas lecciones sobre como ponerse el casco ;-)

Bonne Route